COLECCIÓN DE PAPELES PINTADOS

La vuelta a la rutina es la excusa perfecta para pensar en actualizar la decoración de las paredes de casa o de alguna de sus estancias con papeles pintados. Y es que éste no sólo es decorativo, sino que tiene la capacidad de cambiar un look por completo. Además, ayuda a dar abrigo a los espacios a la vez que los protege de roces así que es ideal para dormitorios y habitaciones infantiles y/o juveniles.

La colección de papeles pintados de Piccolo Mondo está inspirada en temas y estampados intemporales como animalitos del bosque, jardines secretos, indios y vaqueros, estrellas, gotas de lluvia… en una paleta de colores refinados, frescos y elegantes inspirados en la decoración escandinava.

Con el papel pintado, no solo se consigue decorar una habitación, sino que también se consigue ampliar visualmente la estancia para que parezca más grande, o hacerla más acogedora a través de los colores y los estampados, más femenina o masculina en función de los dibujos, o más o menos infantil según el estampado.

Susana Gil, propietaria de Piccolo Mondo, aconseja el papel pintado en las habitaciones infantiles y juveniles para aportar calidez, además, como existen una gran variedad de opciones, se adapta a cualquier estilo y gusto decorativo. Una de las mejores opciones para habitaciones infantiles es combinar varios papeles pintados entre sí o con pintura lisa para conseguir dividir visualmente espacios y crear diferentes ambientes.

Para Susana “una opción diferente a la clásica de empapelar todo el dormitorio con el mismo papel, es conseguir un efecto arrimadero colocando el papel en la zona baja de la pared hasta 1,10m de altura, poner un listón para que haga de división y sobre éste colocar otro papel o pintar de un color liso. Otra opción que también queda muy bien, es poner el mismo papel de arriba abajo en una sola pared consiguiendo un efecto mural”.

Desde Piccolo Mondo aconsejamos que, tanto los papeles pintados como los murales y la pintura de pared, se escojan en colores cálidos para que inviten al descanso del bebé y no lo exciten a la hora de dormir. Los colores fuertes y estimulantes son más adecuados para las áreas de juego.

La colección incluye diseños inspirados en la pasión por la aventura y la naturaleza con paisajes encantadores llenos de animales y árboles, motivos étnicos, plumas, flechas y tipis para que los pequeños dejen volar su imaginación mientras se pierden en el bosque.

Para las niñas, papeles floreados y románticos inspirados en los recuerdos de la infancia con pájaros, mariposas, flores, conejitos…

Siluetas de animales tocando instrumentos, bailando y pasándolo genial con fuegos artificiales y hasta un circo alegrarán el dormitorio infantil y entretendrá al niño mientras juega.  La colección también incluye papeles con motivos que nunca pasan de moda como estrellas, nubes y animales.